El primer Día de la Madre Cabrini se celebró “con el sabor de la hispanidad”

Vladimir Mauricio-Perez

Por primera vez el pasado 5 de octubre se celebró el “Cabrini Day” o “Día de la Madre Cabrini” en el estado de Colorado, y si faltó la multitud de personas a causa de la pandemia, no faltó la alegría de los hispanos que celebraron a lo grande este reconocimiento a la santa de los inmigrantes.

Con cupo limitado, el Obispo Auxiliar de Denver, Mons. Jorge Rodríguez, celebró la Eucaristía en el Santuario de la Madre Cabrini en Golden, Colo., el pasado domingo 4 de octubre. A esta celebración fueron invitados los cónsules de México, El Salvador, Guatemala y Perú, y 12 parejas representando a diferentes países latinoamericanos.

El obispo Jorge Rodríguez celebró una misa para conmemorar a santa Francisca Cabrini, servidora heroica de los más necesitados, especialmente los inmigrantes. (Foto provista)

“Le quisimos dar el sabor de la hispanidad, uniéndolo con el mes de la hispanidad”, dijo la hermana Martha López, profesa de las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús, instituto fundado por santa Francisca Cabrini. “También quisimos, por sugerencia del obispo Jorge, ofrecer esta Eucaristía apoyando el TPS y DACA”.

Anteriormente, el obispo Rodríguez había apoyado la protección de las personas bajo el Programa de Protección Temporal (TPS) y la Acción Diferida para los Llegados en Infancia (DACA), respaldo que se hizo evidente de nuevo durante esta celebración. En estos momentos, ciudadanos de cuatro países están en riesgo de perder el TPS: El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudán, y muchos otros jóvenes de perder DACA sin una mejor solución. El obispo Jorge, por lo tanto, vio necesario incluir estas intenciones especiales durante la celebración eucarística en honor a la patrona de los inmigrantes.

La Madre Cabrini se convirtió en la patrona de los inmigrantes por su arduo trabajo y servicio a los mineros inmigrantes en Colorado, así como por los numerosos hospitales, escuelas y orfanatos en Estados Unidos que ayudaron a miles de personas de bajos recursos. (Imagen provista)

“Ofrecimos la Eucaristía por los Dreamers porque son nuestros jóvenes que tienen sueños de un futuro mejor”, dijo la hermana Martha. “En manos de estos jóvenes está nuestra Iglesia Católica”.

Durante el ofertorio se ofreció igualmente el acta firmada por el gobierno de Colorado que expresa cómo la fiesta de la santa es una oportunidad para valorar y reconocer la grandeza de tener una multiculturalidad en el estado.

La celebración continúa

Con danza y música folklórica, los hispanos celebraron alegremente el reconocimiento a la Madre Cabrini. (Foto provista)

Sin embargo, a esta celebración que comenzó con la Santa Misa le siguió una fiesta multicultural en la que se presentaron bailables folklóricos de diferentes países latinoamericanos.

Los vestidos coloridos y la música alegre se hicieron notar tanto en el gimnasio parroquial como al aire libre, rodeados del hermoso panorama visible desde Lookout Mountain. Tampoco pudo faltar el brindis en honor a la Madre Cabrini y unas palabras sobre su gran ejemplo.

La alegría de celebrar a la santa con las danzas y costumbres de diferentes países latinoamericanos hizo que en realidad el día tomara “el sabor de la hispanidad”. (Foto provista)

“Es verdaderamente un honor para nosotras saber que una mujer tan pequeña, tan frágil de salud, que nunca habló bien inglés, es la primera mujer a la que se le da un día festivo en Estados Unidos, sin ella ser de este país”, destacó la hermana Martha. “Es lindo que este estado, donde hay tantas culturas juntas, la haya reconocido a ella”.

La celebración fue una oportunidad que unió a las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús en todo el mundo. A través de la transmisión en vivo por el canal Fe Católica Viva, otras hermanas pudieron verla desde Roma, España, Suiza, Etiopía, Brasil y Guatemala.

Una gran esperanza

La vida de la santa se mostró como un ejemplo para todos los inmigrantes de este país de no dejarse vencer por sus debilidades, sino de entregarse en servicio a los demás. (Foto provista)

Las hermanas de la orden fundada por la santa tomaron la ocasión como una oportunidad para reflexionar y seguir cumpliendo la misión de la Madre Cabrini: ayudar a los más vulnerables, especialmente a los inmigrantes.

“Nos llevó a preguntarnos: ¿qué haría la madre Cabrini si estuviera viva hoy aquí en Colorado? Ella repetía mucho: ‘Me queda toda la eternidad para descansar; por eso, aquí démoslo todo’”, aseguró la hermana Martha, que es una de las 3 religiosas que forman la comunidad local. “El honor no es para darnos la gloria, la gloria es para Dios, pero sí nos motiva a preguntarnos: ¿estamos siendo lo que debemos ser?”

Las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús esperan que esta fiesta ayude a las personas, y en especial a las jóvenes, a considerar el ejemplo de la Madre Cabrini como un estilo de vida y seguir sus pasos. (Foto provista)

Por último, las religiosas confían en que su santa patrona y fundadora interceda por el instituto para que más mujeres escuchen el llamado de Dios a seguirlo como ellas.

“Nosotras podemos seguir haciendo realidad el sueño de la Madre Cabrini si tenemos más vocaciones. Entonces confiamos que este acontecimiento motive a la gente a que conozca más la persona de la Madre Cabrini y que vaya más al santuario”, concluyó la hermana Martha. “Estoy segura de que así va a ser, que más jóvenes se preguntarán sobre el sentido de su vida y puede ser que sientan que Dios las está llamando a seguir los pasos de esta mujer que pisó tan fuerte que dejó huella”.

Foto provista

Próximamente: Propuesta 115: La verdad detrás del aborto tardío

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

Esta vez, quiero centrarme específicamente en una parte del tema: el aborto tardío. Hago esto porque Colorado votará sobre medidas electorales para limitar estos abortos tardíos. Actualmente, somos uno de los siete estados sin límites en cuanto a la edad gestacional en la que se puede realizar un aborto. La Propuesta 115 prohíbe los abortos en Colorado después de 22 semanas, a menos que la vida de la madre esté en peligro inmediato. La medida prevé sanciones para los médicos que realicen tales abortos, pero especifica que no se podrán presentar cargos contra las mujeres que se sometan a ellos.

Creo que quizás se ha llegado el momento de echar un breve vistazo al tema.

En primer lugar, entendamos de qué estamos hablando. Un aborto después de las 22 semanas se realiza mediante un método llamado dilatación y extracción, lo que básicamente significa que el cuello uterino está dilatado y que el bebé, que pesa entre una libra y el peso completo al nacer, es “extraído” del útero y destruido. La forma en que se realiza es inquietante, por decir lo menos. (Considere esto como mi “advertencia desencadenante” para lo más delicado). El médico comienza inyectando el corazón del bebé para matarlo. Esto, según Wikipedia, se hace para “ablandar los huesos”. En una “extracción no intacta”, el médico utiliza unas pinzas para agarrar, torcer, aplastar y separar las distintas partes del bebé, hasta que el útero está vacío. Luego, el bebé se vuelve a montar en una mesa para asegurarse de que no se hayan dejado partes. En una “extracción intacta”, el bebé nace, con los pies primero, hasta que solo queda la cabeza dentro del cuerpo de su madre. Y luego el médico aplasta la cabeza del bebé o le clava unas tijeras en la parte posterior del cráneo y succiona el cerebro.

Es espantoso. Y me enferma físicamente pensar que no podemos encontrar una forma más humana de resolver los problemas de las mujeres, sean los que sean.

Entonces, ¿por qué alguien piensa que este terrible procedimiento debería ser, o seguir siendo, legal? Veamos los argumentos en contra de la Propuesta 115, extraídos directamente de BallotPedia:

“La medida no incluye excepciones por riesgos para la salud de la mujer o para una mujer que ha sido víctima de violación o incesto”.

La salud de la madre es obviamente el argumento más poderoso. Pero pensemos en esto. Este no es un embrión diminuto. Es un feto entre las 22 y las 36 semanas de desarrollo. El primer bebé prematuro que sobrevivió nació a las 21 semanas. Dejando de lado por el momento la opción de St. Gianna Molla de una madre que sacrifica su vida por su hijo, ¿no sería más compasivo dar a luz al niño y hacer todo lo posible para tratar de salvar ambas vidas? En cuanto a la violación o el incesto, me opongo a esos abortos en cualquier etapa. ¿Pero incluso un partidario del aborto encontraría la necesidad de permitirlos después de que una mujer ya haya estado embarazada de cinco a nueve meses?

“La decisión de interrumpir un embarazo es a menudo una decisión seria y difícil, y debe dejarse únicamente en manos de la mujer, en consulta con su médico y de acuerdo con sus creencias”.

¿En qué otra área de la ley o de la vida permitimos que una persona tome la vida de otra “de acuerdo con sus creencias”?

“Además, no ofrece excepciones para la detección de una anomalía fetal grave después de las 22 semanas, lo que puede obligar a las mujeres a llevar a término un embarazo no viable”.

Este es un bebé actualmente vivo, pero se espera que muera más tarde. Así que, no. No cortamos a los bebés ni les chupamos el cerebro porque tienen una esperanza de vida corta. Entiendo que es un sacrificio tremendo para una mujer tener un bebé que no se espera que sobreviva mucho después del nacimiento. Pero se sabe que esos bebés sorprenden incluso a los profesionales. Y, ya sea que vivan horas, días, semanas o meses, son creados a imagen y semejanza de Dios, amados por Él y destinados a la vida eterna en su tiempo (de Dios), no en el nuestro. Cuando terminamos prematuramente con sus vidas, nos hacemos dioses y anulamos el plan de Dios para el desarrollo de la vida de ese niño, por breve que sea.

“Después de 21 semanas, solo se inician 1.2% de los procedimientos de aborto”.

Y eso equivale a más de 8,000 incidentes por año en los EE. UU. Decir que esta brutalidad “solo” ocurre 8,000 veces al año no es un respaldo rotundo.

Particularmente triste para mí, es la cantidad obscena de dinero que se ha invertido para mantener legales estos procedimientos obscenos. Según BallotPedia, “La campaña que apoya [la Prop. 115] había recaudado $257,398 en contribuciones. Los opositores a la iniciativa habían recaudado 5.3 millones de dólares. “La gran mayoría de ese dinero proviene de varias organizaciones de Planned Parenthood.

Somos David, luchando contra Goliat.

Quiero dejar en claro que me uno a la Iglesia para oponerme al aborto en cualquier etapa, de cualquier forma que se realice. Para citar al Dr. Seuss, “una persona es una persona, no importa cuán pequeña sea”. Cada aborto detiene el latido de un corazón humano. Muchas mujeres que conozco y amo han tenido abortos. Algunas me consta, otras solo supongo. En los casos que conozco, han sufrido mucho como consecuencia. Simplemente no creo que podamos resolver los problemas de las mujeres tomando su dinero, invadiendo sus cuerpos, matando a sus bebés y enviándolas a casa.

Podemos hacer mucho más por las mujeres y sus hijos.

Sé que esta es una elección complicada, desordenada y difícil en muchos niveles. Pero les estoy pidiendo, implorándoles, que tengan en cuenta a los no nacidos al emitir sus votos.

Y vote sí en la Propuesta 115.