Meditaciones en video para la novena a la Virgen de Fátima por el fin de la pandemia

Esta página se actualizará diariamente del 4 al 12 de mayo del 2020 para añadir las meditaciones de la novena.

El Obispo Auxiliar de Denver, Mons. Jorge Rodríguez, alentó a la comunidad hispana a unirse a los obispos de Colorado en el rezo de la novena a la Virgen de Fátima por el fin de la pandemia, en una carta emitida el 30 de abril del 2020.

Aquí encontrará varias meditaciones en video para cada día de la novena, junto con el rezo de la misma.

Para leer el texto de la novena, haz clic AQUÍ.

Martes 5: Rezar a María y pedir su intercesión es lo que Jesús quiso cuando nos la dejó como Madre (Vladimir Mauricio-Pérez)

Miércoles 6:  El rosario: una oración fuertemente bíblica (Sandra Morales)

 

Jueves 7: El rosario: una oración centrada en Cristo (Doral Cabral)

 

Viernes 8: El rosario: una oración mariana  (Janeth Chávez)

Sábado 9: Los santos y la devoción al santo rosario (Ana Tiscareño)

Domingo 10: Dia de la Madre: Nuestra madre y la maternidad espiritual de María (Obispo Rodríguez)

Lunes 11:    La historia de las apariciones de la Virgen de Fátima (Ruth Luna)

Martes 12:   El mensaje de Fátima para nuestra vida (Mayé Agama)

Próximamente: El Papa envía 250,000 euros al Líbano para los afectados por la explosión en Beirut

¡Regístrese en una suscripción digital a Denver Catholic En Español!

El Papa Francisco realizó una donación de 250,000 euros a la Iglesia en el Líbano para atender las necesidades de los libaneses “en estos momentos de dificultad y sufrimiento” tras la gran explosión que el pasado 4 de agosto tuvo lugar en el puerto de Beirut y destruyó parte de la capital libanesa.

Según un comunicado de prensa del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, por medio del cual se ha realizado la donación, esta ayuda “quiere ser un signo de la atención y cercanía de Su Santidad hacia la población afectada y de su cercanía paternal a las personas que se encuentran en graves dificultades”.

La explosión del 4 de agosto, cuyas circunstancias aún no se han aclarado, se produjo cuando se incendió un depósito portuario en el que se almacenaba desde hacía años sin custodiar un cargamento de 2,750 toneladas de nitrato de amonio, altamente inflamable, sobre todo cuando se contamina con otras sustancias.

La explosión produjo, al menos, 110 muertos y más de 4.000 heridos. Además, decenas de miles de personas se han quedado sin hogar en una ciudad que ya estaba sufriendo los efectos de la grave crisis financiera que padece el Líbano, agravada por las consecuencias de la pandemia de coronavirus.

Según se indica en el comunicado de prensa del Dicasterio que presiden el Cardenal Peter Turkson, la ayuda se canalizará por medio de la Nunciatura Apostólica de Beirut, estará destinada a los afectados por la explosión y para la reconstrucción de edificios dañados: casas, iglesias, monasterios e instalaciones civiles y sanitarias.

Esta ayuda del Santo Padre se añade a otras de diferentes instituciones de la Iglesia católica, como Caritas Líbano, Caritas Internationalis y otras organizaciones vinculadas de diferentes modos a Caritas.

El pasado 5 de agosto, durante la Audiencia General celebrada en la biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano, el Papa Francisco pidió rezar por las víctimas y sus familias, pidió rezar por el Líbano “para que con el compromiso de todos sus componentes sociales, políticos y religiosos puedan enfrentar este momento trágico y doloroso y con la ayuda de la comunidad internacional superar la grave crisis que está atravesando”.

Redacción ACI Prensa

Foto EWTN